CÓMO RECUPERARTE DESPUÉS DE UNA REDUCCIÓN DE BUSTO:


Cómo recuperarte después de una reducción de busto:

La Reducción de busto es un procedimiento común a través del cual somos capaces de modificar el tamaño y la forma del busto de la mujer. Los senos que son demasiado grandes presentan desafíos físicos y psicológicos que parecen difíciles de superar. Cada mujer merece sentirse segura de su apariencia y la reducción de busto puede ayudar con esto. Además de mejorar la apariencia estética, también ayuda a resolver problemas que se presentan comúnmente como el dolor en el cuello, hombros y la espalda que se producen por un peso excesivo del tejido mamario.

Maximizar la recuperación de la reducción mamaria:

La cirugía de reducción de busto es un procedimiento a través del cual el exceso de tejido se elimina cuidadosamente y la piel se ajusta a tu nuevo contorno del busto.

Algunos consejos para la curación incluyen:

-Sigue al pie de letra las indicaciones de los medicamentos prescritos en la receta desde un principio. El nivel de malestar post-quirúrgico que experimenta cada paciente es muy variable por lo que es difícil de determinar, todo el mundo tiene cierta tolerancia al dolor y en lugar de esperar para saber dónde está el tuyo, te recomendamos que tomes el medicamento proporcionado por tu cirujano plástico.

-Una de las principales maneras de mantener la comodidad es minimizar la inflamación del sitio quirúrgico. Esto se consigue con un brasiere quirúrgico. Los sostenes deportivos pueden ser tu nuevo mejor amigo unas semanas después de tu procedimiento. Sin embargo, es el brasiere quirúrgico el que se debe utilizar en todo momento.

-Ducharse ¡No te preocupe si no realizas este hábito por algunos días! Para evitar la manipulación excesiva de la zona recién operada es preferible que los primeros dos días no realices la ducha en esta zona específicamente.

Una pregunta interesante que muchos pacientes de cirugía de mama tienen es “¿cuándo puedo trabajar?”. En cuanto al trabajo de oficina puede estar de vuelta después de dos semanas, siempre recomendando evitar esfuerzos, en cuanto a la actividad física dejamos descansar mínimo 5 o 6 semanas para que vuelvas a realizar actividades físicas tipo de gimnasio.

Si siempre has deseado tener un busto más pequeño y cómodo, deberías de considerar la reducción mamaria. El Dr. Gerardo Castillo, te va a ayudar a entender todos los detalles, y así tu puedes aprender más sobre este procedimiento en una consulta con nuestro personal amable.