¿Cuándo se debe considerar un cambio tipo “mommy makeover”?


mommy make over

¿Cuándo se debe de considerar un cambio de imagen siendo madre?

Un cambio de imagen “mommy makeover” puede ser una gran opción para muchas madres que tratan de recuperar su figura corporal después de tener hijos. Algunos de los problemas estéticos más comunes tratadas típicamente con este conjunto integral de cirugías incluyen la caída y pérdida de volumen del busto, la presencia de musculatura abdominal flácida y piel laxa, además de las molestas acumulaciones localizadas de exceso de grasa y las estrías. Dependiendo de tus necesidades y preocupaciones específicas, una combinación de procedimientos para mejorar el busto, esculpir el cuerpo, y las opciones de rejuvenecimiento facial te ayudarán para recuperar un físico más joven. Un cambio de imagen en estas pacientes puede incluir (pero no se limitan a) procedimientos tales como:

• Levantamiento de busto
• Aumento de busto
• Abdominoplastía
• La liposucción
• Los inyectables cosméticos

Cuando se piensa en recibir un “mommy makeover” , es importante tener en cuenta el mantener resultado ideal después de estos procedimientos, acompañandolos con una vida saludable en dieta y actividad física.
Por otra parte, para las posibles pacientes que están planeando tener más hijos en el futuro, sugiero retrasar el cambio de imagen hasta después de que hayan terminado de tener hijos, ya que un nuevo embarazo cambiaría el resultado óptimo de estos procedimientos.

Un factor adicional a considerar es que el proceso de recuperación del “mommy makeover” generalmente requiere al menos una semana de descanso si se trata de procedimientos quirúrgicos como la elevación del pecho y la abdominoplastía. Después de aproximadamente siete días, los pacientes son a menudo capaces de reanudar sus actividades diarias normales, no extenuantes, aunque cualquier cosa que pueda causar la tensión indebida en las áreas de tratamiento específico (tales como levantar objetos pesados o ejercicio vigoroso) tendrá que ser evitado por varias semanas más.

Como resultado de ello, aconsejo a las candidatas potenciales del “mommy makeover” programar su procedimiento cuando tengan tiempo suficiente para recuperarse después.

En última instancia, el momento ideal será único para cada paciente, pero las consideraciones generales mencionadas anteriormente pueden ayudar a las mujeres a maximizar los resultados inmediatos y a largo plazo de su procedimiento.